Matrimonio en tiempos de estrés

Hablamos de matrimonio en Psicología María y Roberto ahora tienen un matrimonio estable. No obstante, hace tres años pasaron una grave crisis marital. Estuvieron a punto de divorciarse debido a problemas que estaban atravesando en su relación por el estrés al que estaban sometidos a causa del trabajo y los hijos, agravado por la falta de diálogo.

Gracias a la ayuda terapéutica que buscaron, lograron superar sus conflictos. Ahora disfrutan más de su relación de pareja, pasan más tiempo juntos, aprendieron a compartir sus vivencias cotidianas y a conversar sobre aquello que les molesta.

La psicóloga Marisel Córdoba indica que estudios recientes demuestran que un matrimonio estable y duradero mejora la capacidad de los individuos para hacer frente al estrés, puesto que reduce la cantidad de cortisona liberada por el organismo (una hormona que se libera al percibir un peligro). Añade que los problemas de pareja son una constante de la vida y es muy fácil que las relaciones no se vean afectadas por las cargas de la rutina, el trabajo, la inseguridad y la salud.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Chicago, Estados Unidos, señala que cuando un cónyuge atraviesa una situación estresante, su cuerpo produce menos cortisona que un soltero. La investigación indica que el matrimonio ha demostrado tener un efecto calmante en las respuestas corporales al estrés.

Dificultades que afectan
“En esta época las parejas ya no se ayudan tanto como las de antaño. En algunos casos la mujer tiene más que hacer afuera que dentro del hogar. Por ello es muy común que los cónyuges tengan dificultades que profundicen su estado emocional afectándoles en todos los sentidos. Creo que las parejas no se han dado cuenta cuáles son estas situaciones fantasmas entre las que se encuentran las diferentes actividades que éstas manejan, el trabajo, el estudio de los niños y las múltiples responsabilidades y las exigencias sociales. Vivir insatisfecho con una relación produce desajustes emocionales, sexuales, psicológicos y sociales. La mala relación se ve agravada por la falta de comunicación.

El amor no impide que ocurran crisis, pero es un elemento de apoyo en el momento de buscar soluciones”, remarca Marisel.
La psicopedagoga Ángela Callaú asegura que la unidad matrimonial puede fortalecerse si ambos aprenden a conversar sobre

lo que les está provocando estrés y a mejorar la comunicación. De esta manera se previenen problemas futuros y se da solución a los actuales.

El estrés afecta a la salud
“El estrés puede ser muy dañino para el cuerpo y la mente. Cuando se vive bajo presión el organismo segrega adrenalina pero también cortisona y epinefrina que, en las cantidades justas, posibilitan un estado de alerta máxima que puede ser útil. Sin embargo, cuando una persona permanece estresada continuamente, esas sustancias se vuelven tóxicas para el cuerpo, que responde con molestias como trastornos menstruales y digestivos. También se cae el pelo y en algunos casos provoca un brote de acné extremo.

El dolor de cabeza e incluso los musculares suelen ser una consecuencia del estado de estrés”, explica Ángela.

Influencia negativa
La psicóloga Mónica Rivero indica que el estrés cada vez está influenciando más de manera negativa en las relaciones maritales, debido a que la mayoría de las parejas no aprenden a separar el trabajo de los hijos y del matrimonio.

“Diversos estudios demuestran que los casados tienen más probabilidad de sobrellevar el estrés, por la contención afectiva que poseen. Entonces, al tener esta herramienta valiosa deben aprender a separar los conflictos laborales de los hijos y de la relación íntima. Es necesario determinar un tiempo para pensar en cada uno y tratar de solucionarlos, para no mezclar los problemas y desquitarnos con personas que no tienen la culpa y a quienes podemos lastimar”, señala.

Relación
Con respecto a la relación de pareja, Mónica dice que es indispensable compartir momentos solos, en otro lugar que no sea la casa para que cada uno pueda desahogarse de todos los conflictos que le suceden tanto familiares, laborales y emocionales. Es necesario un diálogo sincero abierto donde los dos se sientan en total libertad para expresarse.

Si bien no es fácil ausentarse de casa siempre, prosigue, es necesario planear una fecha por lo menos una vez al mes, para pensar en la pareja, nutrir la relación porque en la vivienda es más difícil tener esa libertad por los niños, el teléfono y las ocupaciones.
“El estrés siempre estará presente en la vida de toda pareja. Lo importante es aprender a sobrellevarlo. Saber que tenemos a alguien con quien compartir nuestras dificultades diarias es más llevadero que si estamos solos”, argumenta.

Bases de la felicidad
La psicoterapeuta Ana Rosario Calvo manifiesta que los elementos primordiales que cada matrimonio debe tener para alcanzar la felicidad, aún en estos tiempos de estrés, son: amor, pasión, romanticismo, comprensión, libertad, humildad, buen humor, creatividad, prudencia, ternura, amistad, compasión y amor propio.

“De todos estos, el amor es la base fundamental de la vida, de la familia, de la sociedad y de la existencia de todo ser humano. Cuando falta, es difícil de que la felicidad pueda ser alcanzada. El amor ayuda a reparar rápidamente las heridas que pueden haberse causado y también contribuye a sentir respeto mutuo”, agrega.

Consejos para mejorar la relación
Marisel da las siguientes recomendaciones:
- No hay que tratar de resolver la vida de la pareja.
- Escuchar al otro, para entender cómo se siente.
- Aprender a dialogar y consensuar.
- Aprender a compartir y a pedir.
- Dedicar tiempo a la pareja.
- Compartir ilusiones, fantasías, juegos, pero también acompañar en los momentos duros y tristes.
- Compartir la economía. 
- Usar los conflictos y crisis, para aprender sobre nosotros mismos y sobre nuestra pareja.
- Evitar el manto de silencio sobre los problemas. 
- Mimar a la pareja. Es una de las mejores expresiones de amor y debe ser de forma explícita, sin esperar sobreentendidos.

Estrategias para un estrés bajo control
Ángela Callaú brinda las siguientes pautas estratégicas:
- Indagar y descubrir lo que afecta la relación. Hablar del problema cultiva la confianza que se necesita para temas más difíciles.
- Conservar la intimidad. Ésta es una parte importante de cualquier matrimonio; por eso hay que fortalecer la relación como red de apoyo para las dificultades en otros ámbitos (estrés laboral, salud).

- Manejar el tiempo. Hay que tener más espacios y momentos en pareja, a pesar de las demandas laborales o de otros contextos.
- Reír con frecuencia a carcajadas. La risa, como el deporte, libera endorfinas que contrarrestan la presencia de adrenalina en tu cuerpo.
- Llorar si es necesario, pues esto ayudará a liberar tensiones. Hay que hacerlo sola o con la persona adecuada. Nunca delante del jefe.
- Jugar un poco con tu mascota o algún niño. El juego te hace olvidar los problemas durante un rato.
- Escuchar música relajante y pensar que están en un lugar tranquilo y hermoso. La meditación es un método que pocas veces usamos pensando que tenemos que dedicarle mucho tiempo, cuando  se pueden obtener resultados maravillosos con una sesión diaria de apenas 5 ó 10 minutos.

- Organizar el armario, el salón o ese cajón de la oficina. Mientras se va colocando las cosas en su sitio y tirando lo que no sirve, se controlará la ansiedad.

- Utilizar los beneficios de la aromaterapia. Puede ser quemando incienso o con velas de olores relajantes, aceites esenciales o cualquier otra fragancia.

- Es importante que sepan identificar cuándo se sienten estresados y sobre todo cuando están a punto de explotar, pues suele ser en el momento menos oportuno. Si sienten que van a estallar, respiren profundo por la nariz y suelten el aire muy despacio por la boca. Repítanlo hasta que se sientan en control de sí mismo. Luego refrésquense la frente, las muñecas y la nuca con agua fría para que se active la circulación y terminen de tranquilizarse.

Vía: El Deber

Matrimonio en tiempos de estrés Matrimonio en tiempos de estrés Reviewed by Reyqui on martes, noviembre 23, 2010 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.