Proteger del sol a los menores reduce un 78% el riesgo de cáncer de piel en la edad adulta

    Tomando el sol

    La llegada del verano aumenta la exposición solar de la piel y con ello el aumento del riesgo de padecer melanomas. Se repiten los mensajes y las advertencias: hay que protegerse del sol. Especialmente a los más pequeños, porque cuidar su piel en el presente es protegerles contra un hipotético cáncer de piel en el futuro.

    Controlar la exposición al sol en los primeros años de vida puede ser determinante para prevenir futuros cánceres cutáneos.

    De hecho, la utilización de fotoprotectores de alta protección durante los 18 primeros años reduce un 78% la incidencia de cáncer de piel en el futuro.

    Como explica la vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya (COFBi), Rosa Melero, "tu piel nunca olvida y cuantas más quemaduras sufras más posibilidades tendrás de desarrollar un cáncer cutáneo".

    Siguiendo unas mínimas pautas, podemos disfrutar de los beneficios del sol disminuyendo el riesgo de quemaduras solares, fotoenvejecimiento y un posible cáncer de piel por una excesiva exposición al sol. De hecho, una correcta protección al tomar el sol puede evitar ocho de cada diez melanomas.

    Lo primero que debemos de tener en cuenta es el fotoprotector mas adecuado a nuestra piel. Para conocer el factor más adecuado hay que tener en cuenta el fototipo, capacidad de la piel para asimilar la radiación solar, la edad y las circunstancias de exposición solar de cada uno.

    Recomendaciones básicas

  • Debemos aplicar protector solar con factor de protección 30 o más, treinta minutos antes de la exposición y repetir cada dos horas.

  • Hay que evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.

  • No debemos exponer al sol a los menores de seis meses de edad.

  • Descarta el bronceado artificial porque puede tener efectos irreversibles en la piel.

  • También es importante aplicar bien la crema protectora, dado que "ponerse menos crema de la que es aconsejable puede provocar una reducción desproporcionada de la protección", asegura Melero. La cantidad más adecuada es de dos miligramos por centímetro cuadrado.

    El efecto de los fármacos

    Otra de las precauciones que deben tomarse es la aplicación del fotoprotector cuando se están consumiendo algunos fármacos dado que, pueden producir fotosensibilización y con ello un aumentando el riesgo de reacción de la piel frente al sol.

    Estos pueden ser desde algunos antibióticos hasta antiinflamatorios, anticonceptivos, antihistamínicos tópicos, sulfamidas, psicótropos, entre otros. Estos fármacos que pueden producir fotosensibilidad se acompañan de un símbolo en el que aparece una señal de precaución con un sol y una nube.

    En la playa o fuera de ella, con el sol no caben descuidos. Para acabar te recomendamos diez consejos para cuidar nuestra piel durante el verano.//  20minutos.es

Proteger del sol a los menores reduce un 78% el riesgo de cáncer de piel en la edad adulta Proteger del sol a los menores reduce un 78% el riesgo de cáncer de piel en la edad adulta Reviewed by Blog on martes, julio 19, 2011 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.