El corazón y su importancia

An­ti­gua­men­te, al­gu­nos eru­di­tos creían que el co­ra­zón era el cen­tro de to­das nues­tras emo­cio­nes, fuen­te de vi­da, y lu­gar don­de re­si­de el al­ma. Poé­ti­ca­men­te es­tá re­la­cio­na­do con el amor, la amis­tad, la bon­dad y la sin­ce­ri­dad. En el len­gua­je co­rrien­te el co­ra­zón es­tá re­la­cio­na­do con la con­duc­ta, las ac­ti­tu­des y los sen­ti­mien­tos de las per­so­nas. Por ejem­plo, se di­ce que “no tie­ne co­ra­zón”, cuan­do se re­fie­re a un in­di­vi­duo cruel y sin es­crú­pu­los. “Co­ra­zón de pie­dra”, de aquel que ca­re­cen de sen­ti­mien­tos, in­ca­paz de amar. “Co­ra­zón par­ti­do”, cuan­do se su­fre un de­sen­ga­ño.
Órganos humanos
Vol­vien­do al te­ma es­tric­ta­men­te cien­tí­fi­co, fue Wi­lliam Har­vey, lue­go de ar­duas in­ves­ti­ga­cio­nes hi­zo el des­cu­bri­mien­to de la cir­cu­la­ción de la san­gre y có­mo fun­cio­na el co­ra­zón. En la ac­tua­li­dad sa­be­mos que el co­ra­zón es un ór­ga­no vi­tal de unos 340 gra­mos de pe­so y el de la mu­jer al­re­de­dor de 290 gra­mos. Tie­ne la for­ma de una pe­ra, mi­de 9.75 cm de lar­go, 10.5 cm de an­cho y 5,25 cm de es­pe­sor en su ba­se. ¡Ca­da mi­nu­to bom­bea has­ta 4.5 li­tros de san­gre! adap­tan­do su tra­ba­jo a las ne­ce­si­da­des de la per­so­na. A lo lar­go de los 70 años que, por tér­mi­no me­dio, du­ra una vi­da, im­pe­le más de 184 mi­llo­nes de li­tros de san­gre por to­do el sis­te­ma cir­cu­la­to­rio, a una me­dia de 300 li­tros por ho­ra.

Pa­ra eje­cu­tar su in­ce­san­te tra­ba­jo el co­ra­zón no se pue­de dar el lu­jo de des­can­sar más que me­dio se­gun­do en­tre dos la­ti­dos con­se­cu­ti­vos, ya que nues­tros cen­tros vi­ta­les exi­gen un flu­jo cons­tan­te de san­gre, oxí­ge­no y nu­trien­tes. Pa­ra com­pren­der me­jor su fun­cio­na­mien­to és­te ór­ga­no cum­ple dos fa­ses de mo­vi­mien­tos: el de con­trac­ción ven­tri­cu­lar re­ci­be el nom­bre de sís­to­le y el de re­la­ja­ción se lla­ma diás­to­le.

El co­ra­zón, las ar­te­rias y las ve­nas for­man el lla­ma­do sis­te­ma car­dio­vas­cu­lar, y las en­fer­me­da­des pro­duc­to de la inac­ti­vi­dad cor­po­ral, exa­ge­ra­do con­su­mo de gra­sas, ta­ba­co, su­bi­da de pe­so, emo­cio­nes fuer­tes afec­tan a su buen fun­cio­na­mien­to.// El Diario
El corazón y su importancia El corazón y su importancia Reviewed by Blog on martes, junio 19, 2012 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.