No permitas que te acosen sexualmente

Infórmate de qué se trata y ¡no lo permitas!

El acoso u hostigamiento sexual, como también se le conoce, por desgracia es una conducta que se presenta diariamente y en cualquier lugar (incluso en la misma casa) y puede ir desde un acoso "leve" (verbal), hasta uno más fuerte en el que ya existe un contacto físico indeseado.

Tipos de acoso u hostigamiento

Acoso "leve": Lo que aquí llamamos acoso leve se trata de aquellos comentarios, chistes o incluso piropos de contenido sexual. Por ejemplo, un piropo inofensivo podría incluso hasta halagarte o causarte risa (imagina si en la calle te gritan a todo pulmón algo así como "mi reina, soy tu esclavo" o "eres una muñeca"), mientras que los piropos con una carga sexual te incomodan, te hacen sentir mal o hasta pueden llegar a ocasionarte algún trastorno más serio.

El blog de la mujerAcoso "grave": En este caso la agresión se da mediante algún contacto físico (manoseo, nalgadas o acorralamiento) o presionando de alguna forma a una persona para mantener una relación sexual que no se desea.

Otras formas de hostigamiento sexual: Gestos, muecas lascivas, miradas lujuriosas, mensajes, correos o llamadas telefónicas no deseadas que llevan una carga sexual.

¿Cuál es el problema?

Si te pasó en una ocasión, por ejemplo en la calle, lo más seguro es que no pase de hacerte sentir mal de momento o por unos pocos días, y se te olvidará al poco tiempo sin mayores consecuencias; pero si el acoso es constante, por ejemplo en la escuela o en el vecindario, sí podría afectarte seriamente y tener consecuencias más serias, como podrían ser:

Sentimientos de culpabilidad, vergüenza y/o humillación.
Problemas psicológicos como ansiedad, estrés, irritabilidad, baja autoestima y hasta depresión que, en casos extremos, puede llevar a intentos de suicidio.
•Problemas fisiológicos como insomnio, dermatitis, problemas digestivos, dolores de cabeza.

Entre juegos y bromas…

Hay de juegos a juegos, pero para nada es normal que alguien se pase de lanza y te manosee sin más ni más, ¡no lo permitas! Usa tu intuición, te aseguramos que sabrá perfectamente distinguir entre un juego inocente y una conducta abusiva.

¿Qué hacer ante el acoso?

•Si éste es por parte de un desconocido(a) en la calle por ejemplo, trata de mantenerte calmada pero dile en voz alta y firme que deje de molestarte, de forma que la gente que esté a tu alrededor se dé cuenta de lo que sucede, y si es posible, busca el apoyo de algún policía.

•Si el acoso es constante, ya sea en la escuela, trabajo o vecindario, antes que nada evita quedarte a solas con esa persona, y así sea un maestro, tu jefe o quien sea, no permitas que te intimide, así que denúncialo cuanto antes. No tengas miedo, nadie tiene derecho a acosarte de ninguna forma que tú no desees.

Sea como sea, lo más importante es que no te quedes callada, guardarte la impotencia y el coraje que se siente sólo te dañará más, así que platícalo con tu mamá, papá o con algún adulto en el que confíes, además de desahogarte, ellos podrán ayudarte a resolver el problema.

No permitas que te acosen sexualmente No permitas que te acosen sexualmente Reviewed by Reyqui Ch. on sábado, enero 19, 2013 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.