La dulce vida: 8 substitutos naturales del azúcar

Pero, la sola idea de una vida sin poder saborear una que otra galleta, una gran rebanada de pastel de cumpleaños o un delicioso chocolate caliente, puede sonar como... bueno, como una píldora muy amarga de tragar. 

Es por esto que la industria de alimentos ha ideado "mejores maneras" de endulzar la vida; sin embargo, debo decir que esas opciones sólo benefician las ganancias de los productores al engañar la mente de incautos que creen en la promesa de "cero calorías". Productos como Splenda, Sweet'N Low, NutraSweet o Equal, entre otros, inundan el mercado de falsas premisas que van en detrimento de nuestra salud. Es posible que no llegues a relacionar ocasionales dolores de cabeza, picazón en la piel, caída del cabello, problemas hormonales o frecuentes estados de malestar con el azúcar que consumes; pero te digo que todos los químicos con los que están hechos estos edulcorantes artificiales, pueden estar provocando efectos secundarios en tu salud.

Temas de saludEs por esta razón, y para darle mejores opciones a mis lectores, que he decidido contarte acerca de mis ocho y más grandiosas alternativas al azúcar refinada. Todas ellas, cuentan con muchas menos cualidades perjudiciales en comparación con el azúcar blanco y el jarabe de maíz con alta concentración de fructosa. Además, traen consigo algunos atributos extra que son nutricionales, lo que las convierte en la mejor decisión a la hora de hacer tus compras si quieres recuperar y mantener tu salud.

Me imagino la cara que pondrás al leer esto, pero te digo que la caña de azúcar y la remolacha no son las únicas fuentes naturales de azúcar. La naturaleza está llena de ellas y he aquí mis sugerencias más comunes:

1. Azúcar de palma de coco

Es obtenido del néctar de la flor del árbol o palma de coco. Debo aclarar que ésta planta no es la misma que la palma de azúcar. No todos los azúcares de palma provienen de las palmas de coco. Puedes estar seguro de lo que compras si en la lista de ingredientes lees 100% de palma de coco. El azúcar de palma de coco es preferible gracias a su bajo índice glucémico y su procesamiento mínimo.

Beneficios para la salud: Contiene un porcentaje mucho menor del tipo de fructosa que altera los niveles de azúcar en la sangre que la mayoría de otros edulcorantes. Es lo que llaman una azúcar de bajo impacto. Además, contiene vitaminas del complejo B, potasio, cloruro y otras vitaminas, minerales y enzimas que ayudan a que su absorción por el torrente sanguíneo sea más lenta.

Sabor: Se parece mucho al azúcar morena en su apariencia y sabor. Tiene un toque de caramelo.

Cómo utilizarlo: Añade un sabor fuerte y profundo a los productos horneados como panes y tortas. Además, es excelente para usar en salsas, café y té. Se puede utilizar en lugar de azúcar morena.

2. Néctar de coco

Es un jarabe espeso hecho de la savia de la palma de coco. A diferencia del arce (maple), éste no requiere un proceso de calentamiento intenso para resaltar todo su dulzor. Esto hace que este néctar sea enzimáticamente vivo y que su contenido de aminoácidos, permanezca intacto de manera natural.

Beneficios para la salud: Tiene un índice glucémico bajo y un alto contenido de vitaminas y minerales. También contiene fibra insoluble que previene los picos bruscos de azúcar en la sangre. Además, presenta un ácido graso único de media cadena que, se dice, ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

Sabor: No sabe a coco. En su lugar, tiene un dulzor ligero y delicado.

Cómo utilizarlo: Puedes añadirlo al té o café, en postres que no requieren cocción como los hechos a base de frutas y yogurt o también combina bien sobre panqueques o gofres (waffles). También puede ser usado en productos horneados como panes y tortas, pero el calor puede destruir su contenido nutricional.

3. Azúcar de dátiles

Este azúcar viene de dátiles deshidratados que han sido molidos hasta obtener un polvo grueso. A pesar de que es mínimamente procesado, el azúcar de dátiles no es una de las alternativas de bajo índice glucémico, por lo que aquellas que padezcan de enfermedades relacionadas con el azúcar, deben consumirla con precaución. También tiene un porcentaje mayor de fructosa y ten en cuenta que el consumo excesivo de fructosa se ha relacionado con problemas del hígado y el aumento de peso.

Beneficios para la salud: El procesamiento mínimo al que es sometido, permite la retención perfecta de la fibra natural, los taninos, los flavonoides, las vitaminas y los minerales de los dátiles.

Sabor: Es menos dulce que otros edulcorantes naturales y sabe a dátiles; así que si no te gusta el sabor de estas frutas, no es recomendable para ti. También es posible que te inclines a usarla más para endulzar.

Cómo utilizarlo: Puede sustituir perfectamente al azúcar blanco en productos horneados y funciona muy bien en panes y ponquecitos, creando delicadas manchas marrones. No se derrite, por lo que es necesario mezclarla bien para evitar grumos. Además, no se disuelve en bebidas; así que no lo agregues al té o al café, pero sí que lo puedes disfrutar rociado sobre el yogur o una avena.

4. Stevia o azúcar de hoja dulce

La Stevia proviene de un arbusto originario de América Latina y ha sido un edulcorante muy popular en Asia desde hace décadas atrás. En Estados Unidos se vende comúnmente como un líquido claro o un polvo blanco. Te invito a que busques la versión menos procesada que es un polvo de color más bien verde. La puedes conseguir en la mayoría de las tiendas de alimentos naturales o supermercados orgánicos.

Beneficios para la salud: En su forma verdaderamente sin procesar, ofrece muchos beneficios como una gran carga de antioxidantes, vitaminas y minerales. Debido a que nuestros cuerpos no pueden digerir la planta de Stevia, la misma ofrece en esencia cero calorías y tiene un índice glucémico muy bajo. Su nivel de fructosa es prácticamente insignificante y no afecta los niveles de azúcar en la sangre.

Sabor: Es 200 a 300 veces más dulce que el azúcar tradicional. En su versión blanca puede tener un regusto un poco amargo o un gustillo a anís.

Cómo utilizarla: En batidos de frutas, tofu o yogurt, en aderezos para ensaladas, sobre el helado o en bebidas calientes como un té o infusiones de hierbas.

5. Jarabe de yacón

También conocido como jícama, el yacón es un tubérculo típico de la región andina de América del Sur. El jarabe de yacón proviene de la raíz de la planta. Gracias a su alto nivel de oligosacáridos de fructosa, el cual es un polímero de azúcar que nuestro cuerpo no puede digerir, tiene un mínimo impacto en los niveles de azúcar en la sangre. Te recomiendo que compres las versiones crudas o sin procesar cuando te sea posible. Son las mejores.

Beneficios para la salud: Es considerado como un prebiótico, ya que ayuda en la absorción de calcio y otras vitaminas en el cuerpo. También promueve la salud de la flora intestinal, lo cual es esencial para una buena digestión. Debido a que su principal componente de azúcar son los oligosacáridos de fructosa, que no pueden ser absorbidos por el organismo humano, es bajo en calorías y también tiene un índice glucémico bajo.

Sabor: Tiene un gusto más delicado que la melaza tradicional.

Cómo utilizarlo: Es delicioso si lo usas para endulzar batidos, encima de panqueques o gofres, en golosinas crudas de frutas o rociados sobre calabazas o batatas asada.

6. Jarabe de arce

El jarabe de arce es el resultado del proceso de ebullición de la savia de los árboles de arce. Cuando el agua se evapora, deja un jarabe concentrado que puede clasificarse en diferentes grados, dependiendo del color y sabor que tengan. El jarabe de arce Grado B tiende a ser el más rico en nutrientes y es, además, el más asequible. Te invito a que escojas el jarabe de arce puro, con el fin de garantizar que no se le hayan añadido cantidades de jarabe de maíz de alta concentración de fructosa u otros azúcares, ya que no es un alimento de bajo índice glucémico por sí solo. Además, este jarabe tendrá un sabor más puro y claro. Vale la pena aclarar además que si bien se tiene la idea de que el jarabe de arce es un producto naturalmente sano y sin químicos, algunos de los procesos utilizados para la recolección de la savia, no lo son. En estos procesos se pueden utilizar bolitas de para-formaldehído o de plomo, ambos elementos muy venenosos. Por esta razón, te recomiendo que siempre compres jarabes orgánicos certificados.

Beneficios para la salud: Es excelente fuente de manganeso y buena fuente de zinc, que ayudan al fortalecimiento del sistema inmunológico.

Sabor: Es dulce y terroso. El jarabe de Grado A es de un color más claro y tiene un sabor más delicado. El jarabe de Grado B es más oscuro, tiene un sabor más intenso y es excelente para preparar recetas horneadas, salsas y platillos cocidos.

Cómo utilizarlo: En aderezos para ensaladas, salsas, carnes asadas y, por supuesto, sobre crepas y gofres. Si deseas cocinar con él, puedes sustituir el azúcar en la receta usando una relación 0,75:1 y disminuir algún otro líquido en la receta en dos a tres cucharadas.

7. Miel cruda

Las abejas hacen la miel con el néctar de las flores, lo que determina el sabor que la miel pueda tener. Si vas a consumir miel, es muy importante que la comas cruda, ya que las versiones de miel procesadas pueden ser altas en fructosa y tener un índice glucémico más alto del que por naturaleza poseen. Si la compras de productores locales es mejor aún, pues ofrece la mayor cantidad de nutrientes. Para transportar la miel a largas distancias se requiere que pase por un proceso de calentamiento, lo cual degrada sus beneficios para la salud.

Beneficios para la salud: Tiene propiedades antibacterianas, antivirales y anti fúngicas naturales; puede ser utilizada para tratar las úlceras. Algunas mieles crudas tienen un número en su etiqueta, cuanto mayor sea este número, mayor será las propiedades antibióticas que posea el producto. La miel de productores locales y la miel cruda también pueden ayudar a las personas a combatir alergias propias de la estación.

Sabor: Toma en los sabores de las flores que las abejas hayan visitado para fabricar la miel. Una miel de azahares, por ejemplo, tendrá un delicado sabor muy diferente al de la miel de un castaño.

Cómo utilizarla: En el té, helados de sorbete casero, batidos, postres crudos y productos horneados. También la puedes probar rociada sobre bayas, frutas, calabazas asadas y patatas dulces.

8. Néctar de agave

El néctar de agave proviene del cactus de agave. Si bien se ha convertido en un edulcorante popular entre los activistas de la salud natural durante los últimos años y es una alternativa a la miel frecuentemente usada entre los veganos; algunos expertos cuestionan su verdadero valor para la salud, debido a su alto contenido de fructosa, el cual es en algunos casos, más alto que el del jarabe de maíz con alta concentración de fructosa. Además, la popularidad de néctar de agave en los últimos años ha impulsado su producción en masa, lo que resulta en procesos de fabricación cuestionables que pueden contribuir al uso de químicos innecesarios. Es importante conocer la fuente de origen y comprar sus versiones orgánicas y crudas cada vez que puedas.

Beneficios para la salud: Proporciona al cuerpo varios nutrientes y puede ser beneficioso para la digestión. Debido a que es muy dulce, con sólo un poco podrás endulzar bastante.

Sabor: Sabe muy parecido a la miel, pero un poco más neutral.

Cómo utilizarlo: Puede ser utilizado como un substituto de la mayoría de los edulcorantes líquidos. Sin embargo, debido a las características antes mencionadas, te recomiendo utilizarlo con moderación.

Si prefieres utiliza un edulcorante que no esté en la lista, opta entonces por la versión menos refinada. Por ejemplo, elige azúcar cruda, turbinado o Sucanat, las cuales son menos procesadas que el azúcar blanco y así tendrán más nutrientes. Cada vez que comas algo dulce, incluso frutas, trata de comer alguna proteína o a grasa de alta calidad, como las nueces, al mismo tiempo para que ayudes a ralentizar la liberación de azúcar en la sangre y no caigas en los comunes altos y bajos.// Miami Diario

La dulce vida: 8 substitutos naturales del azúcar La dulce vida: 8 substitutos naturales del azúcar Reviewed by Admin on lunes, abril 29, 2013 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.